El sí, más negativo de los juegos olímpicos.

El sí, más negativo de los juegos olímpicos.

¿Qué puede ser más importante que la historia de la humanidad y su supervivencia? Definitivamente es de este tamaño esta pregunta cuando hablamos de mujeres obligadas a abandonar la lactancia materna por continuar con sus labores normales.

Sí, hablamos de los juegos olímpicos y las curiosas restricciones para ‘facilitar a las madres lactantes la alimentación de sus bebés’.

Tomando a ejemplo solamente una nota periodística, citamos a la Vanguardia y su nota Las atletas que estén dando el pecho a sus bebés podrán llevarlos a Tokio’ la cual fue una gran noticia el 30 de junio de 2021. Este acto se veía como algo positivo, acorde con el objetivo de del Movimiento Olímpico es contribuir a la construcción de un mundo mejor y pacífico mediante la educación de los jóvenes a través del deporte practicado sin discriminación de ningún tipo y con espíritu olímpico, que requiere entendimiento mutuo con espíritu de amistad, solidaridad y juego limpio.

Sin embargo, en la misma nota, se lee: Los organizadores dijeron que los niños lactantes deben permanecer en hoteles aprobados porque la zona residencial de la Villa Olímpica está restringida para todos, excepto para los atletas y los oficiales del equipo.

Conociendo la rutina de una mujer que amamanta, podemos imaginar lo complicado que sería salir del entrenamiento cada tanto tiempo para alimentar a su bebé… agreguemos a ello la salida de la villa olímpica, traslado al hotel oficial y el retorno a sus actividades. Definitivamente  fue una restricción que elegantemente rompe con la posibilidad de ser madre que amamanta y atleta olímpica.

De ahí, que la declaración de la atleta jugadora de baloncesto canadiense Kim Gaucher siga siendo válida en estas circunstancias: “me veo obligada a decidir entre ser una madre que amamanta o una atleta olímpica»

De forma más directa, la nadadora española Ona Carbonell ha dicho que tristemente no podrá viajar con su bebé a competir por las “duras restricciones” de los organizadores de los juegos olímpicos en Tokio.

A estas madres, les tocará estar más de 20 días sin amamantar a sus hijos de diferentes edades, el comité olímpico definió que para asistir los bebés deberán estar en ‘edad lactante’ y que asistirán ‘si es necesario’. La futbolista norteamericana Alex Morgan compartió en un Tuit  «Todavía no estoy segura de lo que significa ‘cuando sea necesario’. ¿Eso lo determina la madre o el COI (Comité Olímpico Internacional)?».

El COI con sus respuestas a medias y el gobierno de Japón con sus medidas arbitrarias, dejaron ir  ir una oportunidad grande se ser muestra de compromiso con la humanidad y sus necesidades reales y a cambio decidieron ser espejo de la realidad que enfrentan miles o millones de madres cada día en nuestra sociedad.

Como estas atletas, cada día se libran batallas en empresas y sitios públicos para una lactancia con espacios dignos ¿qué tan difícil puede ser entender que las mujeres tenemos en nuestros brazos el futuro de la humanidad?

Alegrarse de la asistencia de los bebés lactantes a los juegos olímpicos sigue siendo alegría, crea precedente para siguientes eventos dentro de esta pandemia… ahora a luchar por un sí con condiciones adecuadas que eliminen las restricciones que hacen de este sí un verdadero NO.

Comentario ( 1 )

  • Stella Flores

    Muy bien Jenny, estoy de acuerdo. Un paso ganado (aunque muy pequeño) es… pues un paso. Falta aún mucha comprensión del tema lactancia porque esa restricción de “estar en edad lactante… de ser necesario” … ja-ja-ja.

Haz un comentario