Posición sobre el parto respetado


Mentalidad y actitudes positivasLas posiciones de parto y el alivio del dolor IntervencionesResponsabilidad de los PadresApoyo de la Doula de PrepartoApoyo durante el trabajo de partoLa comunicación con el equipo de atención de la saludTécnicas que realmente funcionanLa alimentación y crianzaParto en casaEl período pospartoDoula de Posparto


 

Mentalidad y actitudes positivas

Los miembros de CAPPA creemos en proyectarnos con la pasión de nuestros corazones por el trabajo que hacemos, confianza, una presencia pacífica, actitudes positivas y buenas intenciones.

CAPPA sabe que la actitud y su proyección, ya sea positivo, negativo o indiferente, afecta cada aspecto de la vida humana. Esto incluye el embarazo, parto y nacimiento, el puerperio, lactancia materna y crianza de los hijos. CAPPA cree que una actitud positiva es esencial para los profesionales perinatales y sirve como una base sólida sobre la que todas las otras experiencias de vida se construyen.

Actitud mental positiva, o AMP , es un término que describe una actitud mental en el que la idea central consiste en aumentar logros por medio de procesos de pensamiento optimista. De acuerdo aWikipedia: «AMP implica que uno tiene una visión de cambio de buen carácter en la mente ,  emplea a un estado de mente que continuamente busca, encuentra y ejecuta maneras de encontrar un resultado deseable , independientemente de las circunstancias . Rechaza la negatividad, el derrotismo y la desesperanza. Parte del proceso de lograr PMA emplea charlas de motivación a uno mismo, y el pensamiento deliberado dirigido a un objetivo.

CAPPA es una organización donde los miembros, voluntarios, profesores y líderes pueden disfrutar de un ambiente de ánimo, optimismo y éxito.

 

Creémos que el embarazo, parto y nacimiento, el puerperio, lactancia materna y crianza de los hijos se viven mejor cuando una actitud de optimismo y una expectativa de éxito están presentes.

inicio

Las posiciones de parto y el alivio del dolor

En la mayoría de las situaciones y para la mayoría de la gente, el parto natural es la forma más segura de tener un bebé. Las mujeres deben ser animadas a confiar en sus cuerpos en el proceso del parto y los mitos sobre el parto natural debe ser disipados. Se les debe dar las herramientas para lograr un parto natural, si eso es lo que desean, y deberían estar equipadas con el conocimiento para tomar decisiones informadas sobre su nacimiento. Este conocimiento debería incluir una comprensión completa de los riesgos de las intervenciones y medicamentos, así como sus ventajas en ciertas situaciones. La educación no debe implicar culpabilidad sino que debe empoderar a las mujeres a elegir el tipo de nacimiento que es mejor para ellos, ya sea Medicad (seguro médico para familias de bajos recursos) o no, sin la intervención o con todas las intervenciones tradicionales. Creemos que, dada la información, más mujeres elegirán un parto natural para ellas y sus bebés.

inicio

Intervenciones

Creemos que las mujeres tienen derecho a un parto sin intervenciones innecesarias. Tenemos el deber y la oportunidad de educar a las mujeres sobre los peligros potenciales que las intervenciones innecesarias puedan causar, así como del efecto multiplicador » que pueden tener. Debemos enseñar la importancia del consentimiento informado  y de cómo lograrlo con las «siete preguntas consentimiento informado”. Ninguna mujer debe sentir que ella no tiene el derecho de hacer cualquier pregunta al proveedor de salud acerca de un procedimiento o tratamiento que se le está ofrecido o dando. Es su derecho de rechazar cualquier tratamiento o procedimiento que no ponga directamente en peligro la salud de ella o de su bebé. Es nuestro trabajo como profesionales del parto el ayudar a los padres a comprender este derecho y permitir que ellos tomen control de sus propios cuerpos.

inicio

Responsabilidad de los Padres

La responsabilidad de los padres comienza durante el embarazo. Los padres tienen la responsabilidad de elegir el lugar de nacimiento, quien lo atenderá, los procedimientos, etc. que sean más seguros para su bebé. Esta no es la responsabilidad del médico, partera, doula, Educadora perinatal, o de nadie más que de los padres. Aunque los padres deben  confiar en aquellos que han elegido para ayudar y cuidar de ellos durante el embarazo y el parto, ninguno de ellos tendrá la responsabilidad de llevar el niño a la casa y criarlo. Los padres deben sentirse bien y ser parte de cada decisión tomada sobre su cuidado durante todo el proceso del embarazo, el parto y el puerperio, así como toda la vida del niño.

inicio

Apoyo de la Doula de Preparto

La doula de preparto puede ofrecer apoyo especializado para el embarazo. Esta ayudante está ampliamente capacitada para ayudar a las madres que experimentan un embarazo de alto riesgo. CAPPA cree que las doulas de preparto experimentadas que trabajan junto a los profesionales de atención de salud pueden ofrecer atención y apoyo para resultados más saludables.

inicio

Apoyo durante el trabajo de parto

Las mujeres deben estar rodeadas de sus seres queridos y de confianza durante el parto, el nacimiento y el puerperio. El equipo que brinda apoyo emocional a la mujer es tan importante para su experiencia de nacimiento como el del equipo médico. El trabajo de parto no es un momento en que las mujeres tienen la capacidad de estar solas a la hora de tomar decisiones. Las personas que  están allí para ella son necesarias para ayudar a proteger las memorias de su experiencia del parto. Los cursos de educación prenatal deberían incluir información sobre las doulas. Las familias deben contar con los instrumentos para ayudar a la parturienta a lograr el nacimiento más seguro y satisfactorio para ella. Estudios han demostrado que la mayoría de las mujeres acompañadas de una doula durante el parto tienen mejores resultados y están más satisfechas con su experiencia de parto.

inicio

La comunicación con el equipo de atención de la salud

Educadoras perinatales y doulas debe enseñar a las familias que puedan negociar su camino a través del dialogo sobre  las opciones del parto sin hacerse enemigos de sus proveedores de atención de la salud. También se les debe enseñar cómo tener en cuenta si sus proveedores de atención médica o lugar de nacimiento realmente apoyan sus deseos de maternidad. Hay un punto en la mayoría de los nacimientos en que se debe confiar plenamente en que los proveedores de atención de salud tomen decisiones vitales y los padres necesitan saber que ellos están poniendo su confianza en alguien que tiene la misma filosofía que ellos. Educadores perinatales  y doulas tienen la responsabilidad de ayudar a los padres a desarrollar su propia filosofía de dar a luz y ayudarlos a prepararse para el nacimiento que quieren. No es nuestro lugar como educadores de moldear a los padres a nuestra filosofía de dar a luz, sino darles la educación necesaria para construir una sana filosofía propia. Les podemos ayudar a determinar qué tipo de parto quieren, y educarlos sobre cómo lograr un nacimiento bajo circunstancias normales.

inicio

Técnicas que realmente funcionan

Las familias necesitan ser enseñadas que si bien el trabajo de parto es doloroso, hay maneras de hacer frente a este dolor sin el uso de medicamentos. Por lo general, ayuda a fomentar la respiración abdominal profunda durante el parto. Muchos coinciden en que las técnicas de respiración no son tan eficaces como se creía. La consecuencia son la hiperventilación, la frustración por parte de la mujer haciéndolos y confusión. En algunas situaciones, sin embargo, las mujeres las utilizan de manera eficaz y nosotras sentimos que son un recurso digno de que cada mujer en trabajo de parto considere. Si una mujer quiere un parto natural, es nuestra responsabilidad enseñarle las muchas técnicas y ayudarla a ponerlos en práctica, para que cuando llegue el momento, si una cosa no se da, se puede intentar otra. En primer lugar, la relajación es vital para que una mujer logre un parto natural. Los entrenadores se les debe enseñar a reconocer la relajación frente a la tensión y cómo llevar a la madre en un estado de relajación con énfasis en la respiración tranquila. A las mujeres también se les debe enseñar que no hay vergüenza en la vocalización durante el nacimiento y que esto es algo que muchas encuentran útil. Hay beneficios en los cambios con  posiciones, el orinar con frecuencia, caminar, hidroterapia, meciéndose y sentarse en el servicio. Diferentes posiciones para pujar deben ser tratadas. La filosofía de los educadores perinatales y doulas debería ser que «todo vale «cuando se trata del trabajo de parto siempre y cuando sea seguro para la mamá y el bebé y a esta le ayude.  No hay manera «correcta «para respirar, el trabajo o dar a luz.

inicio

La alimentación y crianza

Las investigaciones demuestran contundentemente que la lactancia materna es lo que el bebé espera y la conclusión natural del proceso del parto. La lactancia materna es natural y normal. CAPPA y sus educadores y formadores apoyarán y proporcionarán a las familias la información que necesitan. La mayoría de las madres, cuando se les informa, eligen amamantar. Padres,  y otros ayudantes son una parte integral de apoyo a la relación de lactancia, y debería ser respetado como tal.

CAPPA apoya la Iniciativa de Hospitales Amigos del Niño de la OMS y UNICEF, el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna y la Iniciativa de CIMS.

Las madres y padres  también deben ser animados a asistir a un grupo de apoyo a la lactancia o clases de alimentación infantil durante el embarazo para que tomen decisiones informadas acerca de la crianza y los métodos de alimentación.

 

Debemos reconocer que hay razones por las que algunas madres no desean amamantar o no puede hacerlo. Es nuestro deber fomentar el respeto a los métodos de alimentación y crianza de los hijos, para educar a las familias a tomar decisiones informadas con respecto a la salud de las madres y sus hijos.

inicio

Parto en casa

Las mujeres tienen el derecho a elegir dónde dar a luz, ya sea en casa, en un centro de nacimiento o en un hospital, y debemos defender su derecho a hacerlo. Cada lugar de nacimiento tiene sus propios riesgos y beneficios y no deberíamos desalentar a una madre de escoger donde y con quien ella se siente más segura. Nosotros, sin embargo, sentimos que el nacimiento debe ser asistido por un profesional, ya sea partera o médico, y no vamos a fomentar partos autoatendidos o un  nacimiento  «Zion «.inicio

El período posparto

El periodo posparto es un momento maravilloso, pero difícil para la mayoría de las familias. Las familias necesitan que se les enseñe durante sus clases de parto expectativas realistas de este tiempo para que puedan planificar y estar preparados para ello. También los padres deben recibir recursos para obtener ayuda si la necesitan.

inicio

Doula de posparto

La doula postparto es una parte importante del equipo de parto y los beneficios de su atención deben promoverse en las clases de educación prenatal. CAPPA también cree que se deben poner a disposición capacitaciones y certificaciones de doulas posparto de calidad.

inicio